Administración de dosis de medicamentos

La correcta administración de medicamentos en hurones suele ser un poco complicada, la agilidad, pequeño tamaño y la falta de experiencia de los propietarios en este rubro, en ocasiones llega a convertir el momento de la aplicación de medicamentos en una batalla campal o una lluvia indiscriminada de medicamento por toda la casa.

Es importante tener claro el principal objetivo: Conseguir restaurar la salud de nuestra mascota. Así que tendremos que comprender que en muchas ocasiones, el hurón no estará de acuerdo ni con el sabor, ni con la consistencia del medicamento, así que el propietario deberá ser firme para garantizar la administración completa del fármaco minimizando el estrés o el riesgo de lastimar a su mascota.

Administración vía oral: Existen tres técnicas que puedes utilizar:

1. Con cuchara: En realidad es la más sencilla, sin embargo, según el producto que se tenga que administrar puede ser o no de utilidad. Es importante que primero midas el medicamento en una jeringa y posteriormente lo viertas en la cuchara, esto es con la finalidad de dar la dosis exacta que tu médico veterinario te recetó.

2. Sostenerlo por el pecho: Esta sólo funciona en hurones muy dóciles y en aquellos donde el producto que se debe proporcionar es de un sabor agradable.

Alimentación de soporte

Fig 1. Excelente opción para alimentación de soporte.

3. Sostenerlo por la nuca: Esto debe de hacerse de forma firme. La jeringa la puedes acercar de lado, entre el espacio que existe entre el colmillo y la muela. Si esto no te funciona también podrías intentarlo de frente. Es un método útil cuando los medicamentos son de sabor desagradable.

Ten cuidado de no lastimarlo

Fig 2. Ten cuidado de no lastimarlo con la jeringa.

Respirar y tragar

Fig 3. Recuerda darle oportunidad de respirar y tragar.

Administración vía oftálmica: Para la correcta aplicación de medicamentos por esta vía, es muy importante que tu mascota se encuentre tranquila, si esto no es posible, la sujeción debe ser firme por la nuca para que te asegures de que el producto sea aplicado correctamente.

El ojo se encuentra abierto

Fig 4. Observa que el ojo se encuentra abierto durante la aplicación.

Dosis de medicamentos: Por el pequeño tamaño y peso de tu hurón, así como por la presentación de muchos fármacos comerciales, es frecuente que el médico veterinario recurra a dosis muy pequeñas a las cuales la mayoría de los propietarios no se encuentran acostumbrados.
A continuación te damos unos ejemplos de dosificaciones:

1. Para dosificaciones menores a un mililitro son muy útiles las jeringas de insulina sin aguja.

0.15 ml con jeringa de insulina

Fig 5. Administración de 0.15 ml con jeringa de insulina.

0.5 ml o medio mililitro

Fig 6. Administración de 0.5 ml o medio mililitro con jeringa de insulina.

0.5 ml con jeringa de 3 ml

Fig 7. Administración de 0.5 ml con jeringa de 3 ml.

2. Para dosificaciones mayores de un mililitro, puedes utilizar jeringas sin aguja de 3, 5 o 10 ml según sea el caso.

1.5 ml

Fig 8. Administración de 1.5 ml.

3. Pastillas: Comenta con tu médico veterinario si es posible que la pastilla o la fracción de pastilla que tienes que darle a tu mascota la puedes diluir en un poco de agua, jugo o alimento para facilitar su administración.

4. Geles: Para facilitar su dosificación puedes suministrarlos por medio de una jeringa o cuchara.

Lo más importante: Si dudas, antes de medicar pregunta nuevamente a tu médico veterinario. Este artículo lo publiqué debido a muchos hurones que sufrieron daño hepático o renal producto de confundir 0.3 ml con 3 ml. Si te fijas, ese punto después del cero, es la diferencia entre la cantidad necesaria para que tu hurón se recupere y la administración de 10 veces más de la dosis, esta confusión, puede generar desde intoxicaciones hasta daños irreparables para tu mascota.