Bienestar animal en hurones

Según la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) el bienestar animal es el modo en que un animal afronta las condiciones en las que vive. En 1965 se publicaron las “Cinco Libertades” para describir el derecho al bienestar que tienen los ejemplares que se encuentran bajo el control del ser humano.

¿Cómo podemos aplicar éstos principios en los hurones?

1. Libre de hambre, sed y desnutrición: Éste es bastante sencillo, los hurones comen constantemente y dificilmente tienden a la gula; así que debes contar con un plato con alimento disponible todo el tiempo. Para evitar que pase por un momento de sed, no olvides colocar un bebedero de botella con agua purificada a su alcance, ¡ah! no olvides cambiar y lavar la botella periódicamente… Para que tu huroncito no se desnutra es muy importante seleccionar bien su alimento. No te guíes por la marca o por que diga “especial para hurones”, busca alimentos cuyo porcentaje de proteína rodee el 38% y el porcentaje de grasa sea alrededor del 20%, recuerda que al ser carnívoro estricto, los tres primeros ingredientes deben de ser de origen animal. Conoce más en http://hurones.com.mx/carbohidratos.html, http://hurones.com.mx/agua.html

2. Libre de miedos y angustias: Sí ellos también disfrutan de descansar, jugar y parrandear por la casa… así que no olvides que no son juguetes. Dales tiempo y espacio para conocer tu casa y tu familia. En cuanto a su hogar, debes proporcionarles una cama reconfortante, un espacio para cumplir sus necesidades fisiológicas, otro para alimentarse y uno para juguetear. Por último, no olvides que si tú disfrutas de escuchar la música a todo volumen, tu mascota no necesariamente lo disfutará… Si tienes en casa un perro o gato, antes de juntarlos debes asegurarte que ambas especies estén cómodas con la presencia del otro, pregunta a tu médico veterinario técnicas para introducirlos paulatinamente. Conoce más en http://hurones.com.mx/cap_5.html

3. Libre de incomodidades físicas o térmicas: Los hurones son para interior, es decir, no son para vivir en azoteas, balcones o terrazas. En ellas muy probablemente se enfermarán rápidamente. Con esto no te sugiero que lo tengas siempre tapadito dentro de casa, pero sí a una temperatura agradable. Por otro lado, por seguridad, no olvides quitarles el arnés o collar cuando se encuentren dentro de la jaula. ¡Ah! y no pases por alto elegir un espacio para vivir que permita colocar su hamaca, comedero, bebedero, esquinero, así como espacio para jugar… Escoge una jaula agradable, libre de partes puntiagudas u oxidadas que puedan lesionar a tu huroncito. Conoce más en http://hurones.com.mx/cap_3.html

4. Libre de dolor, lesiones o enfermedades: Cubrir su calendario de vacunación y desparasitación, visitar regularmente a tu médico veterinario, no pasar por alto cuando deja de comer o presenta signos de enfermedad o lesión es muy importante para que tu pequeño lleve una vida saludable. Conoce más en http://hurones.com.mx/cap_6.html, http://hurones.com.mx/vacunacion.html y http://hurones.com.mx/virales.html

5. Libre para expresar las pautas propias de comportamiento: ¡Esta llena de felicidad a cualquier propietario de un hurón! Déjalo correr, brincar, jugar, escalar, investigar y hasta hacer berrinche… Nunca olvides que debe ser ¡siempre bajo tu supervisión! Conoce más en http://hurones.com.mx/cap_1.html, http://hurones.com.mx/inteligentes.html y http://hurones.com.mx/escuchan.html