Choque calórico: ¡Cuidado en época de calor!

Los hurones no pueden manejar muy bien el calor. A diferencia del humano, estos animalitos no pueden sudar tan fácilmente o no pueden quitarse el abrigo como nosotros.

Cuando un hurón empieza a sentir calor pelecha. Esto significa que comienza a tirar la capa de pelo largo que posee y se queda con una cubierta más corta y ligera. Sin embargo, este proceso tarda alrededor de dos a tres semanas; por otro lado, a la par, los hurones suelen bajar el consumo de alimento para así bajar de peso y tener menos reservas de grasa para no acalorarse fácilmente.

Caída estacional

Fig 1. Caída estacional de pelo (Peleche).

Como has visto, estos procesos para adaptarse a la temporada de calor requieren de tiempo y son muy eficaces en el hábitat natural de tu mascota, sin embargo, en el caso de México donde el clima es más estable o peor aún, en el Distrito Federal donde es posible que llueva, haga calor y frío con aire en un mismo día, hace difícil que tu hurón se adapte rápidamente al clima porque no le queda claro ¡que clima va a ver! Por si esto fuera poco, no es lo mismo vivir en una casa soleada que en un departamento en planta baja o transitar por la ciudad en un automóvil con aire acondicionado.

Por todo esto, tu hurón suele “volver loco” a su propio sistema y hace que los peleches sean más prolongados o se presenten en otras épocas del año de las que se presentaría en vida silvestre.

Así que es importante contemplar las siguientes recomendaciones en época de calor:

1. Si tu jaula está cerca de la ventana: Siempre debe tener opción a sombra, así sean las 12 del día o las 4 de la tarde.

2. Si estás dentro de tu automóvil: Si lo permite, prende el aire acondicionado, tomando la precaución de que no le de directamente. Si no cuentas con el sistema, puedes abrir un poco la ventana y contar con agua fresca.

3. Si vienes en transporta público: Es conveniente que la transportadora esté bien ventilada y no olvides cargar agua fresca.

4. Aunque sea por un momento: No dejes olvidada a tu mascota dentro del automóvil o en su transportadora expuesta al sol directo.

Las transportadoras comerciales

Fig 2. Las transportadoras comerciales suelen tener buena ventilación.

¿Cómo saber que tenemos problemas de exceso de calor o choque calórico?

Es simple, tu mascota comienza a jadear (abrir la boca y respirar por ella tratando de disipar el calor), si el episodio se comienza a complicar, tu mascota se debilita y pierde la consciencia: ¡Cuidado! ¡Te quedan pocos minutos para actuar!, de inmediato consigue agua fresca, ofrécele de tomar y si no reacciona, vierte un poco sobre ella, el objetivo es ¡bajar lo más pronto posible la temperatura!, puedes también soplarle o ventilarlo rápidamente.

Es muy importante que primero trates de bajar la temperatura y después a la brevedad visites a tu veterinario.